Pilates para embarazadas


pilates para embarazadas

¿Qué es el método Pilates?

Es una forma de ejercicio que trabaja la flexibilidad y fuerza de todos los músculos del cuerpo. Se trabaja además la pared abdominal y el suelo pélvico a través de la respiración.

¿Me ayudará hacer Pilates durante el embarazo?

Durante el embarazo, los músculos de tu pared abdominal se estiran debido al crecimiento del bebé y, como resultado, pueden debilitarse. Los músculos abdominales se distienden y concretamente el recto abdominal se separa para dar mayor espacio al útero. Es la conocida diastasis abdominal. Es por esta razón que es importante respetar el proceso natural del cuerpo y evitar hacer esfuerzos abdominales respetando el cambio estructural de la zona abdominal durante esta etapa favoreciendo la buena y pronta recuperación durante el postparto. Además, si los músculos de la pared abdominal están débiles, hay más posibilidades de tener dolor en la espalda o en la pelvis. Es importante estar supervisada por un profesional de la salud. Durante el embarazo, la hormona relaxina hace que tus ligamentos se estiren más de lo normal, tu cuerpo se adapta al embarazo y se esta preparando para el momento del parto.

¿Cómo afecta mi embarazo en mi suelo pélvico?

Es posible que te resulte más difícil contraer estos músculos y mantenerlos contraídos durante un periodo de tiempo. Si tienes debilitados los músculos del suelo pélvico, puede que se te escape un poquito de orina cuando tosas o estornudes o incluso si levantas peso. Durante esta etapa es importante tomar conciencia del suelo pélvico, aprendiendo a contraer y relajar la musculatura del periné, la cual colabora en la sujeción del peso del útero durante la gestación y participa en el momento del parto. Trabajar esta zona ayuda a prevenir posibles patologías como la incontinencia.

¿Es seguro practicar el método Pilates durante el embarazo?

Antes de realizar los ejercicios del método Pilates, es importante que tu médico te autorice a realizar ejercicio durante tu embarazo. Lo más importante es que la gestación se desarrolle adecuadamente y se asiente bien el embarazo. Es por ello que a las mamás que no han realizado deporte alguno previo a quedarse embarazadas o mamás que les haya costado quedarse, o hayan tenidos abortos, empiecen sus clases a partir de la 12 semana. En cambio, las mamás que sí conocen el método y lo practicaban antes de embarazarse pueden continuar entrenando pasando a un grupo de embarazadas.

 

Pilates  –  Pilates para niños

Ver precios y horarios

Compartir esto mediante: