Cómo nadar sin lesionarte

Cómo nadar sin lesionarte

En verano darse un chapuzón se convierte en la mejor herramienta para combatir el calor. ¡Pero ojo! En muchas ocasiones nos lanzamos al agua y, lo que debería ser la práctica de un deporte con muchos beneficios, se acaba convirtiendo en lesión. Porque queremos que disfrutes nadando y porque este verano pinta muy caluroso, aquí tienes unas recomendaciones de cómo nadar sin lesionarte.

Más de una vez habrás escuchado que la natación es una de las  actividades físicas más completas. ¡Y es cierto! Con su práctica ejercitamos gran parte de los músculos y articulaciones del cuerpo sin apenas ejercer tensión sobre ellos, de ahí que muchos profesionales la recomiendan como método de rehabilitación para determinadas patologías. Sin embargo, aunque el riesgo de lesiones es bajo, siempre debemos tener en cuenta una serie de consejos que nos permitirán disfrutar al máximo de las ventajas de este deporte tan refrescante.

La técnica es la clave

Como en todo deporte, controlar la técnica no solo nos hará más eficientes, permitiendo reducir la resistencia y necesitando un menor esfuerzo, sino que nos evitará más de un susto. A continuación te dejamos unas claves que servirán para depurar tu técnica:

  • Lo primero a tener en cuenta para nadar sin lesionarse es mantener la cabeza siempre alineada con el tronco para evitar la sobrecarga de los hombros. Para ello la cabeza debe estar mirando hacia el fondo de la piscina y las caderas en la superficie del agua.
  • Realiza movimientos suaves y limpios, en lugar de brazadas y patadas demasiado profundas.
  • Controla la respiración. Recuerda respirar por los dos lados, esto distribuye la carga entre los dos hombros y evita los desequilibrios musculares .

Hombro, espalda y rodilla son los grandes afectados

Aún sabiendo las claves de cómo nadar sin lesionarte, en esta disciplina hay tres partes del cuerpo que son muy susceptibles: el hombro, la espalda y la rodilla. Pero el gran damnificado, sin duda alguna es el hombro, y esto es debido al movimiento repetitivo del brazo por encima de la cabeza característico de los estilos crol y mariposa.

  • Tendinopatía del manguito rotador. Es posiblemente la lesión de hombro más común en personas que practican estilo crol y mariposa. Su sintomatología es un dolor punzante al tratar de elevar el brazo.
  • Hiperlordosis lumbar. La propulsión de las piernas en los estilos braza y mariposa puede producir una curvatura excesiva en la parte lumbar de la espalda que, cuando acumula tensión puede derivar en lumbalgias.
  • Rodilla del bracista. Esta patología es muy común en nadadores del estilo braza, donde las rodillas se flexionan en rotación externa incidiendo en el ligamento lateral interno. Suele manifestarse con dolor sobre la cara interna de la rodilla, haciéndose más dolorosa con la propulsión de la patada.

Así que si tras el verano deseas continuar con la natación, te recomendamos fortalecer bien los grupos musculares asociados a los hombros como el manguito rotador, los que rodean la escápula, además de los músculos de la zona lumbar, pelvis y caderas.

Ahora que tienes las claves de cómo nadar sin lesionarte, ¿a qué esperas para pegarte un buen chapuzón?

Clínica Richelli’s empresa colaboradora de los Taronja Games 2019

Clínica Richelli’s empresa colaboradora de los Taronja Games 2019

Muchos ya sois conocedores de nuestra pasión por el deporte ☺, por eso nos alegra informaros que Clínica Richelli’s estará presente en los Taronja Games 2019 como empresa colaboradora.

Del 21 al 23 de junio tendrá lugar la 4ª edición de un evento deportivo que año tras año se va consolidando como referente en cross training y travesia. Durante esos días nuestros Painrelievers, las bandas Easy Flossing y la destreza de nuestros fisios estarán a disposición de los más de 280 atletas venidos de todo el mundo.

Junto a las competiciones, hay programadas un sin fin de actividades entre las que se encuentra el festival de Cubbá Fit, con su tradicional maratón de fitness, un festival de fitkids para los más pequeños, entre otras.

¡Os animamos a visitar nuestro stand y disfrutar de una fantástica velada en la que el deporte y la diversión estarán asegurados!

Más info.: http://bit.ly/2wHQ70w

Las 5 lesiones más comunes en una carrera 15k

Las 5 lesiones más comunes en una carrera 15k

Es innegable que el running se ha metido en nuestro día a día a toda velocidad. Su popularidad es tal que, en ciudades como Valencia, el pasado 2018 se celebraron un total de 55 carreras, entre ellas, la ya prestigiosa Maratón de Valencia. En Clínica Richelli’s nos hemos calzado ya las zapatillas y, con el 15K Valencia Abierta a la vuelta de la esquina, hemos reunido las 5 lesiones más comunes en una carrera 15K, para que puedas reconocer dolores, poder prevenirlas y disfrutar de una fantástica jornada deportiva en la que, posiblemente, ¡hasta superes tu mmp!

1.Lesión isquiotibial

Muy frecuente en deportistas de salto y carrera, la lesión isquiotibial está asociada a la ejecución de movimientos bruscos o golpes en la zona; asimismo, se produce por un exceso de tensión o estiramiento de uno de los músculos o del grupo muscular que forman el isquiotibial. Próximos a la pantorrilla, este grupo de músculos es vital para caminar, correr y saltar. Sus principales síntomas son un dolor intenso en forma de pinchazo, un chasquido o desgarro que dificultan seriamente la actividad.

2. Cargas en gemelos

Existe una ley no escrita que dice algo así como: “no hay carrera 15k sin cargas de gemelos”. Una mala pisada mientras se corre, cargar todo el peso sobre las puntas de los pies, o incluso, la mala circulación son algunos de los principales detonantes de este tipo de lesión. Cuando se produce una sobrecarga, se recomienda dejar reposar el músculo y, en caso de querer acelerar la recuperación, se  suele estirar la zona y dar masajes localizados, para mejorar el estado de los gemelos.

Lesiones frecuentes carreras 15 k

3. Fascitis plantar

La fascitis plantar  es una de las lesiones más comunes y desagradables que puede llegar a sufrir un runner, debido a su localización. Como su nombre indica, se trata de una inflamación de una banda de tejido elástico(fascia) ubicada en la planta del pié y suele extenderse desde el talón hasta los dedos (zona metatarsal). Este tipo de lesión se produce cuando el tejido se estira o se sobrecarga.

4. Metatarsalgia

Al dolor o inflamación del metatarso se le denomina metatarsalgia. Este conjunto de cinco huesos está situado entre la zona media de la planta del pie y el nacimiento de los dedos, y es el punto sobre el que más peso se apoya al caminar o correr. En los primeros estadios el dolor suele desaparecer con reposo, sin embargo, si no es tratada, el malestar puede afectar incluso tan solo al apoyar el pie. Con mucha frecuencia esta lesión va acompañada de callosidades en la planta.

5. Hernia discal

Durante la práctica de actividades como el runner, la pelvis es la encargada de amortiguar el exceso de movimiento de los elementos inferiores a la columna vertebral. Cuando ésta es algo estática, transmite ese exceso de actividad a la columna y ésta trata de compensar dicho movimiento cizañando los discos y provocando como resultado una hernia discal.

Ahora que conoces las 5 lesiones más comunes en una 15K, ¡pide cita con tu fisioterapeuta Richelli’s y ponte a punto para batir tu mejor marca personal!