Si hay un elemento que causa furor en el mundo del fitness, éste es foam roller. Un cilindro de goma que al pasarse por los diferentes grupos musculares facilita la recuperación de resistencia y flexibilidad de la musculatura. Actividades como el pilates ya lo han convertido en un indispensable, y es que, su versatilidad y facilidad de uso, sumado a su precio asequible, hacen del foam roller la herramienta para mejorar la recuperación muscular.

Mejora la circulación

Una mala circulación puede provocar adormecimiento en las extremidades, deterioro de la capacidad cognitiva y un sistema inmunológico débil. Mediante el auto masaje con foam roller se activa el riego sanguíneo y linfático, favoreciendo el intercambio de células. De tal modo que se consigue incrementar el aporte de nutrientes, así como lograr que las toxinas circulantes provocadas por el metabolismo lleguen a los órganos encargados de eliminarlas.

Uso particular con beneficios de profesional


La liberación miofascial es una técnica de terapia manual que permite aliviar el dolor, aumentar la movilidad y funcionalidad articular, devolver el estado de tensión fisiológica, así como eliminar adherencias y restricciones, entre otros.

Masaje miofascial con foam roller

Con la aparición de foam roller el usuario tiene a su disposición una herramienta de auto tratamiento que permite emular, sin reemplazar, la presión ejercida por un terapeuta en la manipulación manual. Utilizado en un programa de estiramientos para mejorar la movilidad, relajar la musculatura o simplemente para recuperar la flexibilidad de la fascia (tejido conectivo fibroso que envuelve los músculos) e incrementar el flujo sanguíneo, foam roller es el utensilio ideal para el auto tratamiento.

Cuello, hombros, brazos, gluteos, gemelos, banda iliotibial, pies… su sencillez facilita realizar auto masaje en casi todos los grupos musculares. Sin embargo a la hora de usarlo se debe tener en cuenta que foam roller está indicado para musculatura y tejido conectivo que se encuentra alrededor de las articulaciones, y nunca para éstas. Así que evitaremos el colocarlo sobre una articulación directamente.

Ayuda a corregir la movilidad

Bien por genética o bien por un continuo trabajo muscular sin la introducción de adecuados ejercicios de estiramiento, ligamentos como la banda iliotibial o el psoas, entre otros, suelen acortarse, llegando a causar dolor en zonas que ni siquiera han tenido por qué verse afectadas por dicho acortamiento.

Gracias a foam roller se logra corregir ciertos problemas de movilidad y flexibilidad. Y es que, cada vez que el rodillo de goma se desliza por la zona a descomprimir, se genera un mayor rango de movimiento muscular, lo cual proporciona una mayor resistencia a padecer una lesión.

Si deseas hacerte con tu foarm roller y descubrir sus beneficios como herramienta para mejorar la recuperación muscular, ¡visita nuestro e-comerce Max Fisio!