fbpx

Si alguna vez has padecido fascitis plantar, lo de “empezar con buen pie” suena a chiste.

Y es que, si hay algo que caracteriza a esta patología es el dolor punzante en la planta del pie, que aparece con los primeros pasos en la mañana, y reaparece después de largos períodos de pie, o al incorporarse de estar sentado. ¡Ya va mal el día!

Corredores, personas con sobrepeso o las que usan zapatos con soporte inadecuado, tienen un mayor riesgo de sufrir esta inflamación de la fascia que recubre toda la planta del pie. ¿Es tu caso?

La fascitis plantar puede llegar a ser muy molesta, por ello poder identificarla a tiempo es fundamental. A continuación, hemos reunido una serie de test básicos para evaluar la mecánica de tu pie y su grado de rigidez. ¡Andando a por ello!

Por leve que parezca, ignorar la fascitis plantar puede provocar dolor crónico en el talón, o derivar en problemas en pies, rodillas, cadera o la espalda. Así que si padeces esta patología, te recomendamos ponerte en contacto con tu fisioterapeuta.